Nuestra Historia

Somos un genuino bar restaurante de mercado, de los de toda la vida. Tras 60 años de historia, mantenemos la esencia, la autenticidad, la alegría y el aspecto tradicional de un mercado, porque nos gusta lo auténtico.

En nuestro bar encontrarás la cocina y las tapas de siempre, todo ello revisado por nuestro Jefe de cocina para hacerlo más actual y saludable. No somos un bar en un mercado.

¡SOMOS UN BAR DE MERCADO!

1958

El inicio de "El Bar del Paco" tiene lugar el 7 de Enero de 1958, cuando mi padre compró el negocio.
Entonces era una chocolatería, que durante un tiempo conservó el aspecto original.

1965

Pasados unos años se hizo la primera reforma. Esta reforma tuvo lugar en el año 1965.

1982

En el año 1982, el año en el que se celebró el Mundial de España, se llevó a termino la segunda remodelación del bar. Como la tecnología iba avanzando y los materiales de hostelería también, se decidió modernizar el local.
Se le dió un aspecto más actualizado manteniendo la misma distribución y aspecto.

1991

En el año 1991, el hijo (el Paco) toma el relevo de su padre y se hace cargo del negocio.
Lo seguí gestionando como el me enseñó y poco a poco fui introduciendo mis propias ideas.

1999

Pasado un tiempo el negocio se quedó pequeño y a los clientes les gustaba más comodidad, entonces compré un espacio delante del negocio para colocar mesas y sillas y así, poder seguir ofreciendo a nuestros clientes la atención y servicio que siempre han merecido.

2007

Finalmente, el 27 de Marzo de 2007 nace "El Bar del Paco", tal como es en la actualidad. Un negocio con nuevas ideas, una cocina espaciosa y a la vista de los clientes para que se viera en persona como lo elaboramos todo. Además de servicio de barra se creó un comedor acogedor pero animoso y se incorporó un nuevo espacio con una terraza en la calle frente al bar.

Hoy

En la actualidad, El Bar del Paco, más actual que nunca, sigue su trayectoria con la misma ilusión, ánimo y cariño que el primer día. Nos encanta atender y cuidar cada día a nuestros clientes, a los de siempre y los que están de paso, que también forman ya parte de nuestra pequeña gran familia.